Imagen de perfil

Encendiendo la pasión en tu vida

  1. Fuimos creados por Dios a su imagen y semejanza para honrar la vida que Él nos dio. No sólo para permanecer, tirar, durar, no sólo para transcurrir o perdurar, sobrevivir. No sólo para existir como si fuéramos vegetales. Fuimos creados por Dios para honrar al que nos dio la vida, y honrar el don que nos dio, la vida, viviendo con pasión.  
  2. Cantares 6.12 dice: Sin darme cuenta, mi pasión me puso entre las carrozas reales de mi pueblo.
  3. La Biblia afirma que sin darnos cuenta, el tener o no tener pasión, nos coloca entre las carrozas reales de nuestra sociedad, es decir, en los lugares de preeminencia, de honor, de abundancia, de logros en la vida.
  4. Joram a los 32 años asumió el trono de Israel y tuvo de todo en la vida, menos pasión por Dios y sus cosas. Y el resumen final de su vida dice lo siguiente: Y no encendieron fuego en su honor, como lo habían hecho con sus padres. 20 Cuando comenzó a reinar era de treinta y dos años, y reinó en Jerusalén ocho años; y murió sin que lo desearan más. Y lo sepultaron en la ciudad de David, pero no en los sepulcros de los reyes.
  5. Cuando uno vive sin pasión por Dios, cree que va a encontrar esa pasión en lo que los que viven de espaldas a Dios prueban.
  6. Tres cosas que Joram experimentó:
    1. Vivir y morir sin fuego: Vivió sin fuego, y por ende no provocó fuego en nadie. Una vida tibia, apagada, sin fuego, sin pasión.
    2. Pasar por la vida como nada: Pasar por este mundo, y no dejar nada. Nadie lo desea, nadie lo siente como una gran pérdida.
    3. Lo sepultaron sin pena ni gloria
  7. En Apocalipsis 3 el Señor dice que los creyentes de la iglesia de Laodicea eran tibios, y que por ser tibios serían vomitados de su boca. Lo que el Señor les dice es: ojo, no especules creyendo que pueden ser parte de mi cuerpo, de mi reino, siendo tibios.
  8. ¿Por qué la tibieza conduce a la perdición? Porque la tibieza nunca permanece en estado de tibieza, sino que se convierte en frialdad. La tibieza siempre conduce a menos.
  9. No se puede vivir con Dios y a medias tintas. Jesús fue radical, dijo que no se puede servir a dos señores.
  10. La única manera que la tibieza se soluciona es encendiendo el fuego. La única manera es que nos encendamos en pasión por Dios y por sus cosas, por servirle a él a su Reino.
  11. Nosotros queremos la plenitud de sus promesas, de sus bendiciones, de las maravillas que provienen de su reino, pero viviendo nosotros a medias es imposible.
  12. El Señor no quiere que nadie lo siga por temor, sino por amor, por pasión por él. Así que su llamado de atención a aquellos hermanos de Laodicea y a nosotros, no es una amenaza, sino una muestra de su misericordia para que nos salgamos de la apatía, de la mediocridad, de la conformidad light, de la tibieza, porque de lo contrario viviremos a medias, como mediocres, y no en plenitud
  13. La tibieza es dar lugar al pecado original: ser yo el centro de mi vida
  14. La tibieza es un doble engaño:
  • La parte fría de nosotros nos hace creer que centrándonos en nosotros vamos a  vivir plenos y terminamos en la gran trampa de nuestro mundo, donde todos buscan placer, gratificación, y todos vivien cada día más vacíos e insatisfechos
  • La parte calentita en nostros nos hace decir: “mañana voy a poder dedicar tiempo a buscar a Dios” o “Cuando tenga más tiempo voy a servir a Dios”.

15. La tibieza no es un problema de ocupación o de tiempo, sino de tesoro, porque donde está nuestro tesoro está nuestro corazón. Pero la gente que tiene a Jesús como su tesoro, allí tiene su corazón, su pasión, por eso encuentran el espacio para estar con Dios, y se congregan y le sirven.

 

16. PASOS PARA ENCENDERNOS:

  • Renunciá a la tibieza, despojate del viejo hombre y sus deseos engañosos:despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos y renovaos en el espíritu de vuestra mente.  La tibieza te llena de estrés porque el tibio sí conoce la verdad y sí tiene la obra del Espíritu Santo que lo convence de pecado, de justicia y de juicio. El tibio es infeliz como cristiano y es infeliz como mundano, porque cualquier cosa que contradiga su fe lo hace sentir con culpa y el Espíritu Santo no lo deja de redargüir.
  • Sé celoso, fervoroso; determinate: La pasión se enciende con radicalidad, tomando la decisión hoy de que tu único tesoro, el único centro en tu vida será Jesús, y que no intentarás tener dos señores, dos tesoros.
  • Pedíselo a Dios: es el Espíritu que va a encender la pasión en vos. Dios es el que pone en vos el querer como el hacer.
  • Invertí tiempo en Dios y para Dios: no esperes a sentir para luego hacer. En el Reino de Dios es: primer creo y luego siento. Y si creo, entonces hago conforme a lo que creo. Invertí tiempo, dinero, tus talentos y capacidades para Dios. Jesús no necesita que vos lo sirvas. Pero servir es la esencia de tu identidad, es alinear tu vida con tu esencia. Hace que tengas una vida significativa, porque vivís para Alguien mayor que vos, y para algo meyor que vos. ¿Crees que Dios deseará que hagas algo más para que las metas de Dios en esta tierra se cumplan?

 

17. La pasión por Dios es inseparable de la pasión por la iglesia. La iglesia es el cuerpo de Cristo, que es su cabeza, son inseparables. La iglesia es la esposa de Cristo, que es su esposo. Y esposo y esposa son una sola carne. El diablo nos ha querido vender una cabeza sin cuerpo, un esposo sin esposa.

18. A todos Dios nos tiene que encender con su máxima pasión: las personas. La pasión por Dios está íntimamente ligada a la pasión por servir a la gente.

19. El resumen final de la vida del rey Ezequías fue completamente diferente al de Joram. En 2 Crónicas 32.33 dice: Y durmió Ezequías con sus padres, y lo sepultaron en el lugar más prominente de los sepulcros de los hijos de David, honrándole en su muerte todo Judá y toda Jerusalén.

 20. Joram fue un hombre que vivió sin pasión, pero de Ezequías la Biblia dice que:

 

  • En todo cuanto emprendió en el servicio de la casa de Dios, de acuerdo con la ley y los mandamientos, buscó a su Dios, lo hizo de todo corazón, y fue prosperado.
  • Y tuvo Ezequías riquezas y gloria, muchas en gran manera; y adquirió tesoros de plata y oro, piedras preciosas, perfumes, escudos, y toda clase de joyas deseables. Asimismo hizo depósitos para las rentas del grano, del vino y del aceite, establos para toda clase de bestias, y apriscos para los ganados. Adquirió también ciudades, y hatos de ovejas y de vacas en gran abundancia; porque Dios le había dado muchas riquezas.
  • Ezequías tuvo de todo y en gran abundancia, pero su tesoro fue: buscó a su Dios, emprendió para la casa de Dios, lo hizo de todo corazón, y fue prosperado.

21. La tibieza si no se la corrige con radicalidad, lleva a la frialdad. ¿Te has estado moviendo en dirección al Señor y la prioridad de su Reino o alejándote de Él?

22. Doblá tus rodillas delante del Señor y él te levantará. Porque da gracia al humilde y al sencillo. Tu futuro será brillante, lleno de pasión. ¡Es tiempo de volver a encender la llama!

4 septiembre, 2016

No comments, be the first one to comment !

Deja un comentario

Copyright © mision-net 2014

Login

Register

Create an Account
Create an Account Back to login/register